Desarrollo Institucional, Educación, Metodologias

Paro de Maestros en Colombia – Situación Actual

FELICITACIONES MAESTROS DE COLOMBIA, PERO AHORA, “A REPONER HASTA EL ÚLTIMO MINUTO”

Estas no son palabras de la Ministra de Educacio?n de Colombia luego de concluir el Paro de Maestros en Colombia, es precisamente la frase pronunciada con mucho entusiasmo y bri?o de los que dicen defender nuestros derechos: los dirigentes sindicales del gremio de educadores [1].

¿por qué se desconoce olímpicamente que estos es mucho mayor y más pesado que trabajar en el aula?

Paro de Maestros en ColombiaEs evidente que de forma verbal –sólo palabras, porque los hechos dicen exactamente lo contrario-, se elogia y se exalta las condiciones valerosas y resistentes de los docentes para sostener el Paro de Maestros en Colombia Nacional e Indefinido durante 37 días y 26 laborales, los cuales se obliga flagrantemente a reponer – como si creyeran firmemente que el tiempo se pudiera reponer– y lo dicen de forma más imperativa que el mismo gobierno. Sólo les falto decir que también hay que utilizar hasta los domingos y en las noches.
Si la protesta y la huelga son un derecho, si participar en ellas es un trabajo muy, pero muy desgastante, porque: va contra nuestra voluntad de hacerlo, es aburrido, monótono, sin horario –porque la tensión que produce este proceso son las 24 horas del día-, y para algunos incluye estar en alerta y atención continua en la preparación y organización de las múltiples y diversas actividades en las que implica la orientación constante a los compañeros participantes, entonces, ¿por qué se desconoce olímpicamente que estos es mucho mayor y más pesado que trabajar en el aula?

Sólo les falto decir que también hay que utilizar hasta los domingos y en las noches.

Todos sabemos que el Paro de Maestros en Colombia no ha sido por irresponsabilidad de los maestros; sino, exclusivamente del gobierno y de la corruptela de muchos que hacen parte; incluyendo la desviación de los recursos destinados al sector educativo. Y, para recuperar la inversión a la educación pública, pelear y defender lo prometido y acordado anteriormente con el presidente Juan Manuel Santos [2], el magisterio en Colombia se vio obligado a recurrir a las vías de hecho, saliendo a las calles a protestar, difundir a través de los medios de información mediante las acciones permanentes de reclamo y exigencia para denunciar a nivel regional, nacional e internacional lo que ha estado sucediendo y sucede en el interior del ámbito educativo del país. Sin embargo, las réplicas de maltrato de los organismos de seguridad, la permanente ridiculización y/o el silencio de los medios al servicio del poder, nunca hicieron mella para sostener esta resistencia magisterial en favor de la dignidad de los educadores y de la educación pública de nuestro país.

Por lo tanto no hay ninguna legalidad para descuentos ni reposiciones de ningún tipo.

Paro de Maestros en Colombia
Por eso y mucho más, se ha estado cumpliendo con algo que va más allá de la misma jornada laboral; por lo tanto no hay ninguna legalidad para descuentos ni reposiciones de ningún tipo. No podemos reponer ni un segundo del tiempo correspondiente a lo que por derecho no debe ser violentado. Se espera que los abogados puedan hacer la demanda al gobierno del pago por las dos –si se acepta el trabajo en la semana de turismo de octubre– o tres semanas en las que se obliga a los docentes a laborar durante las vacaciones.

Sólo basta recordar que nadie, ni gobierno ni sindicato pueden negociar con los derechos de otros, menos aún si no hay nada ilegal que lleve a pasar por alto estas condiciones.

El fuero es una protección especial que la ley otorga a ciertas personas bajo ciertas condiciones también especiales; a este respecto, las normas de la OIT Organización Internacional del Trabajo, de la cual Colombia es miembro activo, y la Honorable Corte CONSTITUCIONAL, consagran el fuero circunstancial que consiste en que ningún empleado, sindicalizado o no sindicalizado, que participe en paros y/o huelgas y/o cese de actividades de protesta para reclamar de su empleador sea este gubernamental o particular sus derechos y sus prerrogativas, no podrán ser sancionados disciplinariamente, ni descontarles ni retener sus salarios ni afectar sus prestaciones sociales, además el fuero circunstancial está explícitamente regulado en la normatividad colombiana, por ejemplo, Decreto Ley 2351 de 1965 Art 25, Decreto1373 de 1966, entre otros.

no podrán ser sancionados disciplinariamente, ni descontarles ni retener sus salarios ni afectar sus prestaciones sociales,

Compañeros de todos los gremios que estuvimos presentes en el Paro de Maestros en Colombia, NO SE DEJEN METER LOS DEDOS EN LA BOCA. los ministros tampoco tienen facultades judiciales para ordenar tales sanciones y descuentos salariales, la oligarquía miserable enquistada en el poder hace dichas amenazas para Asustar, infundir pánico y dividir a los trabajadores”[3].
El ofrecimiento imprudente de “reponer hasta el último minuto”, parece más un discurso político que de liderazgo gremial, y que denota intenciones politiqueras y de electoreras posteriores, con el subterráneo interés de continuar con la burocracia en los escaños políticos del gobierno. Por eso se hace énfasis en mostrar la importancia de “tener a la comunidad de nuestro lado”.
Francamente ha sido un gran descache para favorecerse así mismo utilizando la gran estrategia de manipulación conocida como “BUENISMO”. Es decir, hacer ver a las otras personas como algo natural y normal, e incluso como algo totalmente del lado del “bien”, de lo propio y que no hay nada que decir; que deja sin palabras a quien quiera decir lo contrario; pero en el fondo es simple manejo para favorecer intereses oscuros y mantener las viejas posturas del control.

Bien sabemos que en las estrategias de la escolarización, donde su objetivo ha sido y es la servidumbre y la obediencia ciega; pues, una de ellas que lleva centurias de funcionamiento efectivo, y que en la sociedad ha calado tanto que ya se toma como “normal” hacerlo.

Paro de Maestros en ColombiaEs lo referido a creer que la enseñanza y el aprendizaje se confundan con la llenura de información. ¡Claro!, así se ha hecho siempre. Pero lo real es que, como lo dijeron los griegos hace más de 2.500 años: “El exceso de información no deja pensar”. Esta se convirtió en la estrategia para paralizar, inmovilizar y petrificar a quienes pretenden “aprender”; la idea es hacer creer que se aprende, pero lo que realmente ocurre es totalmente lo contrario, es la “ignorancia escolarizada”, o como otros lo llaman “la Idiotización de la población”. Esta estrategia lo
único que requiere es tiempo para abotagar, atragantar y embotar de información creyendo que aprender es almacenar y llenarse de datos. No se comprende que el problema de la educación no es en absoluto de suma sino de resta.
Por otro lado, los millones de estudiantes que estuvieron en cese de actividades escolares, realmente sí estuvieron en descanso, en vacaciones, aunque los que realmente se desesperaron fueron en su mayoría los padres de familia, quienes no sabían que hacer con sus hijos; ya que no aprovechan el ámbito familiar para transmitir a sus hijos la oportunidad para aprender en casa lo que el hijo realmente quiere aprender. Aunque bueno, se entiende que los niños, adolescentes y jóvenes ya estén tan bien adiestrados que ya no pueden hacer nada sino están bajo la tutela de otros –llámense, padres, familiares, docentes-. Y que al quedarse solos no saben qué hacer con SU tiempo, no pueden estar consigo mismos; o, se entierran de cabeza a la tecnología.

Esta estrategia lo único que requiere es tiempo para abotagar, atragantar y embotar de información creyendo que aprender es almacenar y llenarse de datos.

Tal vez por ello, se utiliza esta debilidad del padre de familia, al no poder controlar o mejor dicho, no poder utilizar la oportunidad de tener a los hijos en casa, de decirle que se va a “descontar el tiempo, para continuarlos en las jaulas escolares –perdón, guarderías puesto que el rol docente no es ser niñeras-”. Además, el magisterio es el único gremio al que históricamente y desde hace poco tiempo, se le está obligando a reponer el tiempo ¿no laborado? Hay que tener presente que desde la ocasión en que el gobierno chantajeó al gremio de reponer sino, no se pagaba, se volvió costumbre hacerlo, y eso “dizque” para lograr el respaldo de la comunidad durante el Paro de Maestros en Colombia .
Paro de Maestros en ColombiaNo caigamos en la trampa cuando se utiliza a los estudiantes para la manipulación, al manifestar continuamente “el tiempo de los niños”; ¿y es que el del trabajador acaso no vale?-. Con los estudiantes hay múltiples formas lúdicas de trabajar el estudio; las estrategias de ajustar los tiempos utilizados en las jornadas de protesta son múltiples. No caigamos en la trampa manipuladora de decir “hay que reponer hasta el último minuto”, realmente quienes lo dicen y lo sostienen no tienen ni idea de lo que es educar. Aquello es replicar las viejas formas de la escolarización para la servidumbre.
Estas actitudes han creado mucho resentimiento en los docentes, aunque muchísimos –obviamente- están de acuerdo con eso de la reposición –tal vez porque no han sentido el peso laboral
sindical-.

Ese resentimiento está creciendo aceleradamente y se ve venir la inquietud generalizada frente a este funesto
hecho. “Mientras la ministra de educación con total altivez y prepotencia dice en todos los medios que nos tendrá
trabajando a los maestros hasta finales de diciembre, Fecode y los sindicatos territoriales guardan un silencio cómplice.

Los maestros tendremos que trabajar hasta el 29 de diciembre [4] –es decir, no hay navidad para nadie- y quién sabe si más días allá y mientras tanto LOS SINDICATOS FILIALES guardan silencio y en el caso de la ADEA en
Cundinamarca, frente al comienzo del año escolar decretado para el 9 de enero dando apenas 15 días para compartir con las familias y descansar.

¿Entonces las asoleadas en las marchas no cuentan, las jornadas de concentración de docentes y las reuniones de padres de familia tampoco? El Paro de Maestros en Colombia no fue tiempo de vacaciones y eso se puede observar en las masivas marchas y en las convocatorias realizadas durante esos días de protesta social. Pero ahora las cobran con el código Hammurabi del “ojo por ojo”, como si el paro hubiese sido un capricho” [5].

Somos conscientes del tiempo dejado trabajar con los estudiantes y que tenemos la responsabilidad de garantizar el año lectivo académico, pero de ninguna manera devolver el tiempo dedicado a la participación en las jornadas de huelga a la que tenemos derecho, mostrándole al país como si aquello fuera un castigo para la “flojera” como algunos padres de familia desubicados de la situación le llaman a las legítimas protestas; ¿y que dice Fecode? Nada.

Somos conscientes del tiempo dejado trabajar con los estudiantes y que tenemos la responsabilidad de garantizar el año lectivo académico.

Bien vale la pena rescatar un mensaje que circuló hace días por las redes, donde se manifestaba el inconformismo por la inmensa dificultad que el magisterio ha tenido por conseguir algunos “pesitos” más en favor de reconocer la profesionalidad docente, y que para ello se ha visto en la necesidad de pelearlo fuertemente para lograr lo que desde hace tiempos históricos –como el caso de la revolución de los comuneros- los llamado “acuerdos” que de inmediato desvanece la avalancha de inconformismo y que se espera como se cumplan y no se tenga volver a las calles nuevamente, pero ¡ojo! Sin reponer nada.

“Vea pues… Se acabó el paro de maestros y ¡apareció la plata!

El gobierno apenas se comprometió a unas cositas con los maestros dizque porque no había plata. Pero tiene la desfachatez de aumentar aproximadamente en 2 MILLONES de pesos el salario de los congresistas que pasarán a ganar 30 millones de pesos y que recibirán 12 MILLONES DE RETROACTIVO EN AGOSTO… ES DECIR recibirán en agosto 42 millones de sueldito más la prima de mitad de año… ¡POBRECITOS! [6]
Y ahí si nadie dice nada… Los malos éramos los profes, decíamos mentiras, pedíamos algo que era un imposible para el Estado. Cuánta hipocresía de los colombianos, cuando tuvieron como unirse a la lucha por dinero para la educación muchos nos señalaron, nos estigmatizaron, nos censuraron desde los medios de comunicación. Pero ahora que pasa esto, todos calladitos contentos con sus 750.000 pesitos de mínimo, otros endeudados y reportados en data crédito, otros dándoselas de burguesitos armando paseo de olla y comprando con tarjeta de crédito a 36 meses. Pero así somos. En el 2018 elegirán otro rufián que siga enmermelando la corruptela, solucionando los problemas sociales a punta de Esmad y prometiendo el cielo y la tierra a cambio del voto.

Así somos. Vaya, vaya, vaya”.

 

—————–

[1] Programa Encuentro de FECODE –la Federación Colombiana de Educadores-, sábado 24 de junio de 2017. 8:00 a.m. Video de Youtube Duración: 28:06. Y en nuestro Departamento, el Sindicato del Magisterio de Nariño SIMANA, la alocución en audio de su presidente, realizada el día domingo 18 de junio de 2017, al día siguiente de finalizado el Paro Nacional del Magisterio Colombiano, previos acuerdo con el gobierno.
[2] Maestros sólo le sirvieron a Santos en campaña. Canal Vicky Dávila Digital. Publicado el 10 de junio de 2017 en Youtube
Después de un mes de paro de maestros, el Gobierno les dice que
no hay plata y reprime protestas con maltratos. Duración: 4:45.
[3] Mensaje de WhatsApp, compartido el viernes 16 de junio de 2017. Es del abogado-educador y poeta de Norte de Santander Emilio Criado Rocha.
[4] Resolución No. 1530 de junio 27 de 2017 de la Alcaldía de Pasto, que modifica parcialmente el calendario escolar.[5] WhatsApp de ayer martes 27 de junio de 2017.
[6] Recomiendo ver la entrevista de Jaime Bayly al Colombiano Abelardo de la Espriella, del jueves 6 de junio de 2017, y publicado el 23 de junio del mismo año. Duración: 20:27. Canal BAYLY SHOW. Video en Youtube

Anterior artículoSiguiente artículo
Luis Hernando Mutis Ibarra o LuHer es quien escribe sus reflexiones en la página “EduquenZen”. Desde hace más de dos décadas, viene aportando a la reflexión en múltiples ámbitos de la educación, la espiritualidad y la vida. Ha sido Asesor en diversas instituciones educativas, ha realizado investigaciones y estudios en diversos campos temáticos: Educativo y pedagógico, espiritual y desarrollo humano, social y político. Es conferencista reconocido en estos ámbitos, sobre lo cual y en sus procesos de interiorización, realiza constantes ejercicios escriturales que comparte constantemente en su entorno social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *