Experiencia versus Lenguaje

Experiencia versus Lenguaje

Experiencia versus lenguaje, es un enlace difícil de efectuar, ya que puede suceder una de dos cosas: por un lado, generalmente sucede que toda experiencia muy escasamente se puede describir con palabras, porque o va más allá del mismo, o las palabras son insuficientes para expresarla. Lo mejor es vivir la experiencia, sobre todo si se trata de nuestra interioridad.

La búsqueda interna

La búsqueda interna

La búsqueda interna tiene que ver con el poder de internarnos dentro de sí mismos, para detectar e instalarnos en los espacios entre las palabras, entre el lenguaje y el silencio. Es la capacidad de crear distancia entre nosotros y los eventos de la vida, donde podamos asumir el papel de observadores. Este proceso nos llevará a ser cada vez más conscientes de nuestra propia vida

Dejar que todo sea como es

Dejar que todo sea como es

Dejar que todo sea como es, implica primero aceptarlas como son; por lo que todo lo que observemos no es necesario transformarlo en palabras, en lenguaje. Sólo limitémonos a vivir la experiencia de percibirlo y sentirlo.

Saborear lo divino

Saborear lo divino

Saborear lo divino es estar abierto a todas las posibilidades y oportunidades que ofrece la existencia. Buscar o forjarse metas para encontrar o vivir la experiencia espiritual es el primer obstáculo para conseguirlo.